Fallece el joven saharaui Ahmed Lamghaimad

Fallece el joven saharaui Ahmed Lamghaimad

La desesperación empujó al joven saharaui Ahmed Salem Ould El-Kouri Lamghaimad a prenderse fuego con gasolina. Su estado es muy grave.
En la zona del Guerguerat, pasó fronterizo entre el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos y Mauritania, abundan los pequeños comerciantes tanto marroquíes, saharauis y mauritanos. Los saharauis son objeto de discriminaciones de las autoridades de ocupación con respecto a los demás comerciantes que les imponen restricciones severas.
El oficial de la aduana marroquí Badri le confisca las mercancías a Ahmed Salem, impidiéndole trabajar y obstruyendo así sus posibilidades de subsistencia.
La semana pasada, el joven comerciante de 28 años quemó su pasaporte marroquí en  protesta por el deterioro de la situación que padecen los ciudadanos saharauis de esta zona y que son objeto de confiscaciones y robo de sus mercancías.
La fuente de Equipe Media confirmó que los oficiales de los servicios de inteligencia marroquíes se trasladaron a esa zona fronteriza, a la que se suele denominar “Kandahar”, y “le convencieron a Ahmed Salem para regresar con ellos al puesto fronterizo y renovar su pasaporte” lejos de esa promesa, fue retenido  y no pudo unirse a sus colegas comerciantes al sur del puesto fronterizo, “lo cual aumentó su sufrimiento, impotencia y decidió quemarse”.
Ahmed Salem fue trasladado al hospital de Dajla ocupada y después al de El Aaiún ocupado para recibir atención médica en sus quemaduras de tercer grado. De allí,  fue llevado al hospital de Casablanca. Sus familiares confirman que su estado de salud era crítico. Tardaron en llevarlo a Casablanca y no recibió las atenciones médicas adecuadas.
Por otro lado, más de cincuenta conductores saharauis de camiones de mercancía, víctimas de discriminación, algunos de ellos, ex presos políticos, han venido protestando durante más de ocho meses ante el puesto fronterizo contra las arbitrariedades marroquí. Están decididos a aumentar su resistencia contra las prácticas de marginación y desprecio marroquíes que impiden a los saharauis transitar con sus mercancías.
En la madrugada del 6 de enero Ahmed Salem fallecia en un hospital de Casablanca. Su madre en un vídeo publicado en redes sociales exigió justicia y llevar a los responsables a juicio.
Fuentes familiares denuncian que las autoridades marroquíes tienen la intención de enterrarlo en Casablanca con el objetivo de impedir reacciones de los saharauis durante su entierro en El Aaiún ocupado.
Por su parte, la conocida activista saharaui Aminatou Haidar escribió en su cuenta de facebook que gran parte de esta responsabilidad la tiene la MINURSO que se encuentra en el Guerguerat

%d مدونون معجبون بهذه: