Sin novedad en el Sahara Occidental ocupado: interdicciones y represiones

Sin novedad en el Sahara Occidental ocupado: interdicciones y represiones

Entre los deplorables clichés de una colonización militar, a saber, múltiples coerciones, prohibiciones, trabas, privaciones, discriminaciones, represiones a la población autóctona, Marruecos no muestra ninguna originalidad en la parte del Sahara Occidental que ocupa ilegalmente mediante la fuerza armada.

Si es que fuera preciso repetir que los ciudadanos saharauis no tienen allí libertad de circulación ni de palabra, entonces habría que relatar los hechos recientes.

Un grupo de 13 personas sensatas, civiles saharauis, visitó los campamentos de refugiados saharauis en tierra argelina y los territorios liberados del Sahara Occidental liderados por la República Saharaui en el exilio. Sus actividades, entre el 30 de diciembre y el 13 de enero de 2019, se dieron en el marco privado y ciudadano, reencuentros familiares, intercambios y reflexiones políticas.

De regreso al Sahara Occidental ocupado, su deseo de compartir les animó a proyectar un viaje juntos a Smara, Bojador y Tantan para encontrarse con grupos de saharauis que se interesaran por su viaje. Insultados a la bajada del avión -el coordinador de Équipe Média recibió puñetazos- tuvieron que hacer frente a puestos de control policiales y militares en cada uno de sus recorridos.

En cada ocasión, las fuerzas de ocupación, cóctel de militares, policías y agentes de información, les obligaron a dar media vuelta, a veces a pocos kilómetros de su destino.

Al mando de esta operación para impedir a estos 13 civiles pacíficos presentarse en Smara estaban el prefecto Hassan Abou Dahab y el Pachá, escoltados de 30 vehículos de policía, fuerzas auxiliares y fuerzas paramilitares.

En la ruta de Bojador, 150 km. al sur de El Aaiún, en el puesto de control “Agtti El Ghazi”, había cinco camiones de la gendarmería y dos de las fuerzas auxiliares. A los habitantes de Bojador que quisieron hacer el trayecto inverso para encontrarse con sus amigos tampoco les permitieron avanzar.

En el puesto de control en dirección a Tantan estaban 30 vehículos de policía, fuerzas auxiliares y fuerzas paramilitares.

Sabiendo que la MINURSO -instancia de la ONU en el lugar encargada de defender al menos el derecho de voto de los saharauis en un referéndum- debía ser informada antes de que el rumor no deformase los hechos, el grupo decidió encontrarse con su jefe Colin Stewart, y se topó de nuevo con un importante grupo policial y paramilitar. No pudieron pasar.

Al ver a la activista Aminatou Haidar dirigir la delegación, un policía marroquí comentó que la nación saharaui no llegaría nunca a nada con una mujer a la cabeza. No quiso dar su nombre a los periodistas de la delegación.

Los saharauis no pueden tampoco protestar libremente manifestándose colectivamente contra los múltiples ataques a sus derechos fundamentales, sean cuales sean las formas administrativas que hayan respetado.

Estos días del 15 al 18 de enero de 2019, los saharauis intentaron protestar en Smara contra la decisión de los parlamentarios europeos de adoptar un acuerdo comercial con Marruecos que incluya al Sahara Occidental. Otros, en Dajla, pretendieron manifestarse contra las discriminaciones constantes de que son objeto y contra el pillaje de los recursos de su tierra ocupada. Intentos reprimidos…

Desgraciadamente, nada cambia en el Sahara Occidental ocupado.

Équipe Média, El Aaiún, 21 de enero de 2019

Sahara Occidental ocupado

%d مدونون معجبون بهذه: