Portada del sitio > الأخبار

El detenido político Hassan Dah: “El ataque al campamento de Gdeim Izik, demostró el verdadero rostro colonial del Reino de Marruecos”

El detenido político Hassan Dah: “El ataque al campamento de Gdeim Izik, demostró el verdadero rostro colonial del Reino de Marruecos”

Todas las versiones de este artículo: [عربي] [Español]

23 de marzo de 2017

Equipe Media
23 Marzo 2017

10:20 minutos de la mañana, en la sala del Tribunal de Salé (Rabat. Marruecos), se empieza a oír al fondo una voz que sobresale sobre las demás presentes, “ ¡¡ El estado Saharaui es una realidad irreversible!! ”, es la voz de Hassan Dah profiere las mismas mientras el magistrado lee los cargos que pesan sobre él.

Un poco después, el mismo se encarga de negar las falsas acusaciones que le han sido imputadas, en el juicio-farsa que las autoridades de ocupación marroquí celebran contra los presos políticos saharauis de Gdeim Izik, el activista y preso político saharaui, Hassan Dah, expresó su profundo compromiso con los derechos humanos, lo cual lo motiva a denunciar las violaciones que se cometen contra los civiles saharauis por parte de las autoridades de ocupación marroquí.

También, expresó sus condolencias a las familias de las victimas tanto saharauis como marroquíes. Y aprovechó para rendir homenaje a los que dieron sus vidas en defensa de los pueblos, tales como Luali Mustafa y Mohamed Abdelaziz. Transmitió su agradecimiento a los abogados y observadores, así como a la Asociación Marroquí de los DDHH, calificándola como plataforma digna en la defensa de los DDHH.

El preso político saharaui puso en duda la legitimidad del juicio, según las normas y principios del derecho internacional humanitario. Y a pesar de los intentos de la fiscalía de boicotear la intervención del activista al pretender limitar sus respuestas al marco del interrogatorio (pregunta-respuesta), el abogado, Lehbib Rguebi, alegó que si se quiere llegar a la verdad, la fiscalía ha de permitir dilucidar sobre todos los aspectos.

Al tomar la palabra de nuevo, el activista saharaui, subrayó que siendo el Sahara Occidental territorio sujeto a la resolución 1415, la justicia marroquí no tiene el derecho de juzgar a los ciudadanos saharauis y que la presencia de Marruecos en este territorio es totalmente ilegal y por ello lo es este juicio y las acusaciones que le atribuyen a él y a los otros activistas.

Al respecto del Campamento de Gdeim Izik, el preso político Saharaui, afirmó que ha sido una mecha que encendió la conciencia de los pueblos árabes. Una manera civilizada, a través de la cual las y los saharauis expresaron su rechazo a seguir viviendo bajo la ocupación. “Acudimos al Campamento huyendo de la salvaje y sistemática represión, el empobrecimiento, las violaciones de los ddhh. Acudimos en busca de la dignidad”, sentenció.

Una vez estando ahí, “el gobierno marroquí, decidió agredir de forma salvaje y cobarde, cuando todos estaban dormidos, poniendo al descubierto así el rostro colonialista de Marruecos”.

En su alegato, el activista saharaui de DDHH, relató que no fue arrestado, sino secuestrado, recibiendo un trato salvaje e infrahumano. Fue arrestado por sus ideales políticos, comprometidos con los derechos de los pueblos de decidir sus propios destinos y disfrutar de las riquezas naturales de sus territorios.

Después del secuestro durante el cual fue víctima de toda clase de violaciones físicas psíquicas, fue entregado a la gendarmería marroquí. Irónicamente, esta no le interrogó sobre su estancia en el campamento de Gdeim Izik, sino de su visita a Argelia, donde participó en una conferencia internacional sobre el derecho de los pueblos.

Más tarde fue traspasado al tribunal militar, donde fue acusado falsamente de múltiples delitos, sin poder acceder de ninguno de los derechos que le asisten a cualquier acusado de esta naturaleza.

Negó todas las falsas acusaciones que le han sido atribuidas y denunció que su arresto es por su militancia por el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación de su destino.

Relató que durante las torturas a las que fue sometido como parte del “interrogatorio” fue fotografiado por los torturadores como una forma de tratar de ridiculizarlo y humillarlo.

Comentarios

Audiovisuel

Más noticias