Portada del sitio > الأخبار

Murió por una mordedura de rata después de haber sido torturado por la policía

Todas las versiones de este artículo: [عربي] [Español] [français]

16 de abril de 2016

Brahim Saikka, un saharaui en paro de 32 años, miembro de la Coordinación de los Desempleados saharauis en Guelmim, murió en una prisión marroquí en circunstancias sospechosas.
Brahim Saikka fue detenido el 1 de abril 2016 a la casa de su familia en Guelmim, al intentar unirse a sus colegas licenciados en paro, para manifestarse frente a la Wilaya de la ciudad por su derecho al trabajo. Según sus familiares y amigos, fue golpeado por la policía dentro de la furgoneta policial que lo trasladaba a la comisaría local y luego fue torturado en la sede de la Dirección de Seguridad Nacional de Guelmim.

El 2 de abril de este año, el fiscal del tribunal de primera instancia ordenó trasladar a Brahim Saikka a la prisión de Ait Meloul.

El mismo día, Saikka comenzó una huelga de hambre indefinida y se negó a beber agua, en protesta contra la humillación y las torturas que había sufrido.

Entró en coma el 5 de abril y murió este viernes 15 de de abril de 2016.
El director del hospital dijo a la familia que la causa de la muerte fue una mordedura de rata y se negó a dar un certificado en donde constasen las causas del fallecimiento. Por su parte, en el hospital donde murió, se negaron a realizar una autopsia.
Cien estudiantes saharauis y representantes de las organizaciones solidarias marroquíes AMDH y Vía Democrática, llevan a cabo una manifestación pacífica frente al hospital desde se conoció la noticia de la muerte de Brahim Saikka.

Comentarios

Audiovisuel

Más noticias